Reflexoterapia o masaje podal.

La primera prueba tangible de la existencia de la utilización de la reflexoterapia por el ser humano data del año 2.330 a.C. Se trata de una pintura hallada en la pirámide de Ankmahor, en Sakkarad (Egipto). Aunque se cree que este método se practica desde hace 5.000 años.

El método de Petra Almazán.

La reflexoterapia se puede definir como “la técnica terapéutica que se basa en la creación de ciertos reflejos condicionados para modificar algunas funciones alteradas”, y se basa en la observación y detección de todos aquellos detalles que están presentes en cada par de pies: el color de la piel, durezas, callos, manchas, lunares, verrugas, uñas encarnadas, etc. También se comprueba la flexibilidad y consistencia de los tejidos, huesos, tendones y ligamentos mediante el tacto y se observa el estado del sistema circulatorio y linfático si hay zonas inflamadas o edematosas a través de una exploración.

Reflexoterapia

Reflexoterapia

Todos estos signos son sumamente importantes, pero además, por medio de la topografía refleja podemos realizar un estudio de estado de los órganos, glándulas, estructura y sistemas mediante la palpación de las aéreas y puntos reflejos.

Para entender esto hay que establecer que cada pie representa la mitad del cuerpo, en el pie izquierdo está localizada la parte izquierda y en el derecho, la derecha. Y es que en las plantas de los pies están plasmados todos los órganos  internos que componen el cuerpo humano. Cuando palpamos un área estamos recibiendo información que se corresponde con un determinado órgano. Las zonas alteradas son más doloras o sensibles al tacto, se puede tener la sensación de una uña clavándose en la piel. Este dolor es producido por las cristalizaciones existentes en la zona refleja, no por la uña, que por otro lado, siempre debemos tener perfectamente cortadas y limadas. La sensibilidad localizada en una zona podal puede ser debida a diversas alteraciones en la zona corporal que refleja: desde una tensión, contracción o retención hasta un amplio espectro de condicionamientos.

Los masajes pueden aplicarse en días alternos, dependiendo del problema. Es conveniente que el organismo depure, recicle y excrete todas las sustancias disueltas por la acción del masaje. La duración se establece en función de cada caso, siendo la norma general de una hora.

La reflexoterapia es una técnica no invasiva, sin apenas contraindicaciones y con innumerables beneficios:

  • Induce a un profundo estado de relajación y bienestar.
  • Estimula la energía vital.
  • Mejora la circulación
  • Depura el organismo de sustancias tóxicas
  • Favorece la respiración.
  • Reduce el estrés.
  • Estimula las defensas del organismo.
  • Alivia el dolor.

Las personas tratadas se sienten más activas, joviales, acusan menos el cansancio, poseen una mayor claridad mental. Estamos ante una técnica que equilibra y armoniza interior y exteriormente y proporciona bienestar. Es fácil de comprobar, no hay más que sentirlo.

¿Te animas?

Comentarios

Comentarios