Combate el síndrome de piernas cansadas.

Es con el calor, en primavera y verano, cuando más sufrimos de molestias en las piernas. No obstante, es un mal que suele persistir durante todo el año. El síndrome de piernas cansadas afecta a un 80% de la población, pero somos las mujeres las que más lo padecemos debido a diferentes causas: problemas hormonales asociados a la menstruación, menopausia, píldoras anticonceptivas, embarazo, uso de tacones altos, etc.

Pero son nuestros hábitos de vida los que pueden marcar la diferencia a la hora de combatir estas molestias. El sedentarismo, la mala o insuficiente alimentación o la retención de líquidos son motivos más que suficientes para agravar los síntomas de las piernas cansadas, pues todos ellos afectan directamente a la circulación sanguínea y otros aspectos fisiológicos.

Por lo tanto, deberíamos preocuparnos de seguir una serie de pautas para combatir esta molesta sensación:

  • Dieta equilibrada, rica en fibra. Evitar el consumo de sal y beber líquidos con regularidad.
  • Evitar el sedentarismo, hacer ejercicio habitualmente favorece la circulación y fortalece la musculatura.
  • Utilizar ropa cómoda en la medida de lo posible evitando tacones altos, prendas ajustadas, etc.
  • Vigilar los malos hábitos posturales intentado cambiar de posición regularmente.
  • Procurar descansar y mantener las piernas en alto.

Si bien todos estos aspectos son de sentido común, muchas veces el trajín diario, el cansancio y la falta de tiempo hacen que nos olvidemos de llevarlos a cabo, pero es vital ser constante ya que esto, no solo beneficiara los síntomas de las piernas cansadas, sino que influirá en tu estado general de salud y de ánimo. También puedes seguir estos consejos para aliviar las molestias:piernas cansadas

  • Termina la ducha con un chorro de agua fría en las piernas para tonificarlas.
  • Es beneficioso acostarse un par de veces al día: coloca las piernas a una altura superior al nivel del corazón durante 15 o  20 minutos para favorecer el flujo de sangre desde las piernas al corazón.
  • Evita la aplicación de calor: saunas, exposición al sol, cera caliente, etc.
  • Masajéate las piernas al aplicarte crema, siempre desde el tobillo al muslo.
  • Levanta las piernas cuando estés sentada y evita cruzarlas durante mucho tiempo.
  • Hacer ejercicios como: caminar de puntillas, flexiones de piernas, mover los dedos de los pies, apoyarse alternativamente sobre las puntas de los pies y sobre los talones, mover las puntas de los pies hacia fuera y hacia adentro ayuda a activar la circulación y puedes realizarlos casi en cualquier situación.

También existen una serie de tratamientos que se realizan en cabina muy beneficiosos para evitar tener las piernas cansadas:

  • Presoterapia: contribuye a eliminar líquidos y mejorar la circulación sanguínea.
  • Drenaje linfático: ayuda a eliminar la retención de líquidos.
  • Masajes con geles especiales con efecto frío.
  • Vendas frías.

Consulta al médico si:

  • Notas las piernas hinchadas durante varios días consecutivos.
  • El dolor es persistente y constante en una o ambas piernas.
  • Tienes la respiración entrecortada.
  • El cansancio y pesadez son reiterados.

Piernas cansadas

Comentarios

Comentarios