Una vez más, Ana de Diego nos ilustra sobre los beneficios del Coaching.

La vuelta de las vacaciones estivales supone, para muchos de nosotros, un tiempo de cambios. Volvemos renovados, descansados y animados. Con ganas de empezar a mejorar lo que dejamos en estado de “pendiente” esperando que pasara el verano.

Pero la vuelta a la rutina también supone la vuelta a la situación de acomodo. Lo que nos marcamos como objetivo se diluye y volvemos al estado que dejamos sin conseguir cambiar nada y, lo que es peor, sintiéndonos mal por no ser capaces de cambiar nuestra dinámica de siempre.

¿A quién de nosotros no le resulta familiar todo lo anterior? ¿Qué podemos hacer para que no se repita? A veces la solución pasa por buscar ayuda externa.
El Coaching es un acompañamiento en el proceso de cambio que nos propongamos, sea personal o profesional.

Cambios en otoño
El coach no da soluciones pero sí motiva y nos ayuda a encontrarlas en nosotros. Tenemos un potencial grande que muchas veces somos incapaces de ver. Las excusas, la comodidad y las quejas permanentes sin hacer lo más mínimo para cambiar la dinámica acaban con nuestros buenos propósitos.

Los profesionales del Coaching no somos adivinos, magos o “conseguidores”, pero sí somos capaces de acompañarte y ayudarte a conseguir los objetivos que te propones, ya sean nuevos o los mismos de cada año.

Ya lo dice un proverbio: “Una carrera de mil millas empieza por el primer paso”
Deja de quejarte de lo que no te gusta y haz algo para cambiarlo. ¡Da el primer paso!

Si quieres saber más, concierta una primera cita gratuita y cuéntanos tus objetivos para este otoño. Eso ya supone el primer cambio.

Ana de Diego

Ana de Diego Lagüera

Psicóloga y Coach

619 459 536

Comentarios

Comentarios