La pigmentación en la piel.

La pigmentación viene determinada por la cantidad y el tipo de melanina presente en la piel. Puede estar condicionada por:

  • La pigmentación constitutiva que define el tono y el color de la piel en general (factor genético)
  • La pigmentación facultativa que depende de la melanogenesis fotoinducida. Se caracteriza por un aumento de la cantidad de melanina sintetizada después de una exposición a los UV.

Cuando los procesos de pigmentación de alteran, el tono deja de ser uniforme y las manchas marrones se forman por acumulación de melanina y lipofuscina.

Causas de las manchas pigmentarias.

Las manchas en la piel se deben a una hipersecreción y una mala distribución de la melanina.

Este fenómeno natural de hiperpigmentación está causado, muy frecuentemente, por la exposición al sol (el 63% de las manchas marrones son debidas al sol).

Manchas en la piel

Otras causas pueden ser:

  • El proceso de envejecimiento. El “lentigo senil” aparece hacia la cincuentena sobre las partes más expuestas de la piel, sobre todo en el dorso de las manos y el rostro. Son pequeñas manchas de color marrón, lisas, y pueden medir de algunos milímetros a algunos centímetros de diámetro. Estos efectos se producen de manera progresiva y afectan a más del 90% de las mujeres de más de 50 años.
  • La predisposición genética. Algunas personas están genéticamente predispuestas a las manchas en la piel. También determinados grupos étnicos tienen esta predisposición, son aquellos con pieles más amarillentas, oliváceas u oscuras.
  • Los desarreglos hormonales. Ya sean por el embarazo (el 24% de las manchas se deben a desajustes hormonales durante la gestación), la toma de píldoras anticonceptivas (normalmente asociada a la exposición solar) y problemas hormonales (aparte de los mencionados: ciclos celulares, menopausia e incluso enfermedades endocrinas)
  • Reacciones como consecuencia de la toma de medicamentos. Ciertos medicamentos o antibióticos (p. e. la tetraciclina) pueden provocar la aparición de manchas en la piel en algunas personas. También ocurre con los tratamientos de quimioterapia o radioterapia. Normalmente, las manchas derivadas de estos tratamientos desaparecen al cabo de unos seis meses.
  • Hipertoxicidad de las células. Por ejemplo, la aplicación tópica de un perfume sintético seguido de una exposición al sol vuelve las células hipertoxicas y puede causar la aparición de manchas en la piel. Lo mismo puede pasar con ciertos aceites esenciales.

Además, varios factores influyen en la apariencia general de la piel y el tono: modo de vida, tipo de piel, tabaquismo, edad, …

Las manchas en la piel aparecen sobre todo en las zonas descubiertas: cara, escote, dorso de las manos y antebrazos.

Es importante hacer un buen diagnostico ya que ciertas manchas en la piel pueden ser lesiones pre-cancerosas e incluso tumores malignos en los que el diagnóstico precoz es importantísimo, por tanto, la etapa de diagnóstico por un médico competente es indispensable.

Fuente: Biologique Recherche

Si te ha gustado ¡comparte!

Comentarios

Comentarios