Prevención y remedios para la iritación de garganta:

Una de las afecciones más habituales en esta época del año es la irritación de la garganta. Normalmente son de carácter leve y se curan en pocos días. Pero para las personas que por su profesión tienen que hablar constantemente son una molestia grande.

Al ser la garganta una cavidad corporal con múltiples funciones (habla, conducción del aire, alimentos y bebidas y en definitiva, de cualquier materia expulsada desde bronquios, estomago o pulmones) está constantemente expuesta a inflamaciones o infecciones.

Como en todo lo concerniente a la salud lo mejor es la prevención:dolor en garganta

  • Abrigase convenientemente y no abusar de la calefacción: para evitar los cambios bruscos una buena temperatura de confort está entre los 19º/20º
  • Hidratarse. En esta época tendemos a olvidar lo importante que es la hidratación.
  • Dormir bien y en un ambiente humidificado. Un descanso de calidad es imprescindible. También son muy prácticos los humificadores ambientales.
  • Evitar la tos en la medida de lo posible, pues si bien parece un alivio momentáneo para evitar esa molesta carraspera, en realidad estamos provocando más irritación.
  • Una alimentación conveniente donde no debe faltar en consumo de vitamina C, huevos, cereales, pescados, legumbres, lácteos, frutos secos, etc.

Pero si ya estas padeciendo de irritación de garganta y no sufres de un cuadro infeccioso, placas, fiebre alta, dolor de cabeza, dificultad al respirar, que debe ser tratado con el antibiótico adecuado recetado por tu médico, puedes llevar a cabo estos consejos caseros y naturales que forman parte de la sabiduría popular:

  • Unos de los mejores aliados son el limón y la miel. Puedes tomar varias veces al día un vaso de agua templada con el zumo de medio limón y una cucharada de miel (de eucalipto o tomillo). También es buena la leche caliente con miel.
  • Hacer gárgaras con un poco de agua templada con sal. Esto puede resultar desagradable y provocar escozor pero es altamente eficaz.
  • Desechar el cepillo de dientes ya que suelen ser un nido de bacterias.
  • Los caramelos mentolados ayudan a evitar la tos y alivian bastante la sequedad.
  • Consumir cebolla cruda o inhalar los jugos que desprende ayuda a eliminar la mucosidad.
  • Poner un par de ajos (machacados) en la ensalada.
  • El caldo de borraja o calabacín también son muy beneficiosos.
  • Inhalar vapor de agua con la cabeza envuelta en una toalla durante 10 minutos (con cuidado de no quemarse) dos o tres veces al día.

Todos estos remedios te ayudaran en un proceso moderado de irritación de garganta pero, reiteramos, en caso de fiebre, cuadro infeccioso, etc. acudir al médico.

¿Conoces algún otro remedio casero eficaz ? Compártelo con nosotros.

Irritación de garganta

Comentarios

Comentarios