La liposucción es una de las cirugías estéticas más populares en muchos países del mundo. Consiste específicamente en la eliminación del depósito de grasa en aquellos lugares indeseables. La liposucción lo que hace es mejorar la apariencia física del contorno corporal que son irregulares o deformes debido a la forma de los adipositos. Es importante aclarar que la liposucción no es una cirugía para bajar de peso, sino para eliminar depósitos de grasa que no responden a dietas o ejercicios.

lipo

Existen varios mecanismos para realizarse una liposucción mediante la cirugía, los más utilizados son: la liposucción tradicional, la Smartlipo y la Vaser Lipo. La liposucción tradicional es un procedimiento quirúrgico típico en el cual se succiona la grasa alojada en diversas partes del cuerpo mediante una cánula que va conectada a una máquina que es la encargada de succionar todo ese exceso de grasa. La Smartlipo se la considera como lipolaser, es un procedimiento más suave. Este tipo de liposucción consiste en reducir la grasa quirúrgicamente mediante un laser especial que debe ir alojado en el interior de una cánula, por ende no se utiliza la máquina de succión. Este procedimiento es muy beneficioso pero se lo recomienda para zonas más pequeñas del cuerpo o zonas específicas. Y finalmente la Vase Lipo es sumamente sofisticada, es la utilización de ondas sonoras ultrasónicas para romper las células adiposas. Mediante este procedimiento, se inyecta una solución salina en la zona que se va a remodelar y luego que se inserta la sonda se descargan las ondas. Esta energía lo sonora lo que hace es romper y licuar el tejido graso y esta se succiona.
Luego de la cirugía, se aplican vendajes y fajas de compresión para mantener la presión sobre el área y detener cualquier sangrado, al igual que para ayudar a conservar la forma. Por lo general, los vendajes se dejan en su sitio por lo menos 2 semanas y se necesitará compresión durante varias semanas.

Comentarios

Comentarios